Català | Español
Padre Nuestro, queremos ser familia
El padrenuestro, la oración del cristiano

Los discípulos preguntaron a Jesús como debían orar y él les propuso el Padrenuestro. Así rezaba él, y decía a Dios Abbá. De este modo invitaba a sus discípulos a vivir en la confianza absoluta en Dios y a sentirse queridos por él.

Padre nuestro.
No decimos Padre "mío", sino Padre "nuestro", porque Dios es padre de todos y, por tanto, todos somos hermanos.

Venga a nosotros tu Reino.
Pedimos que el reino de Dios, que ya ha llegado con Jesús, crezca y llegue a la plenitud.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Es el deseo de que el plan salvador de Dios se realice.

Danos nuestro pan de cada día.
El mantenimiento diario es un don de Dios. Compartir el pan es signo de fraternidad.
No debemos acumular, sino fiarnos de la providencia.

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonad nuestros deudores.
El perdón es signo de la llegada del reino. El perdón de Dios compromete a perdonar a los demás.

No nos dejes caer en la tentación.
Pedimos a Dios que nos dé fuerzas para ser fieles a su plan y que no permita el desánimo.

Líbranos del mal.
Pedimos a Dios protección ante los males que pongan en peligro el reinado de Dios.