Català | Español
Padre Nuestro, queremos ser familia
San Francisco de Asís

San Francisco de Asís es uno de los santos más populares y representativos de la cristiandad Fue canonizado en el año 1228, apenas dos años después de su muerte, a la edad de 45 años.
Hijo de una familia rica, alegre y lleno de atractivos naturales, el joven Francisco tuvo una experiencia profunda de conversión y decidió seguir a Cristo renunciando totalmente a sus bienes y asumiendo con radicalidad el espíritu de las Bienaventuranzas.
Su visión de la vida era optimista, positiva, llena de sencillez y de poesía. Pero, al mismo tiempo, comprometida y entregada en servicio del prójimo.
Dejó como herencia a sus hijos espirituales, los franciscanos y las clarisas, y a toda la Iglesia una espiritualidad admirada por sus valores evangélicos.
Francisco, el poeta del amor, nos ha enseñado a alabar a Dios, también en nombre de todas las criaturas, amando no solo a los hombres sino también a los animales y a toda la naturaleza.
Él, que tomó la pobreza como esposa, nos enseñó a abrazar el evangelio de una forma radical que  lleve a la donación al prójimo.
Él, que se identificó de tal manera con la pasión de Cristo, que mereció llevar sus señales en el cuerpo, nos ha enseñado a identificarnos con Cristo Jesús pobre, humilde y hermano de todos.

Oración
Oración

Oh, Dios todopoderoso, que otorgaste a san Francisco de Asís la gracia de asemejarse a Cristo por la humildad y la pobreza, concédenos caminar tras sus huellas, para que podamos seguir a su Hijo y entregarnos a ti con amor jubiloso. Por nuestro Señor Jesucristo.