Català | Español
Padre Nuestro, queremos ser familia
Me preparo para volar

San Agustín daba este consejo a los jóvenes: AFortaleced y alimentad vuestras alas@. Hay personas que se pasan toda su vida sin dejar crecer sus alas; es lo mismo que decir: sin dejar crecer sus ilusiones. Te estás abriendo a la vida y puedes elegir entre ser un reptil, que se arrastra por el suelo, o un ave capaz de levantar un vuelo majestuoso sobre sí misma y sobre las cosas.
Este curso tienes una nueva oportunidad para entrenarte, para hacer ejercicios de vuelo: atención a las explicaciones, creatividad en los ejercicios, esfuerzo en el estudio y en el trabajo, ejercicios en equipo, colaboración, sentido crítico...

Palabra de Dios
ATodo cuanto hagáis hacedlo en el nombre del Señor

“La palabra de Cristo habite en vosotros con toda su riqueza; instruíos y amonestaos con toda sabiduría, cantando a Dios, de corazón y agradecidos, salmos, himnos y cánticos inspirados. Todo cuanto hagáis, de palabra y de obra, hacedlo todo en el nombre del Señor, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Col 3, 16-17).
 

Oración
Danos, señor, alas vigorosas

Señor, queremos pedirte unas alas fuertes y vigorosas para ser más personas.
Alas fuertes para sobrevolar nuestros egoísmos y perezas.
Alas que ayuden a los demás, que no nos sirvan para desentendernos del compañero.
Alas para dar a nuestra vida la dimensión de eternidad.
Alas que nos acerquen a ti y a los demás.
Alas seguras, pues tú como Padre estás siempre a nuestro lado.
Señor, que no nos quedemos este curso
tirados por el suelo de las cosas hechas a medias.