Català | Español
La primera palabra
El juego del escondite

Un poco antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios duendes para hacer una travesura. Uno de ellos dijo: "De aquí a unos días serán creados los seres humanos, os propongo que les quitemos algo de sí mismos, ¿qué les quitamos?".
Después de mucho pensar uno dijo: "¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar".
Propuso el primero: "Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo", a lo que inmediatamente repuso otro: "no, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, todos sabrán donde está".
Luego propuso otro: "Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar", y otro contestó: "No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará".
Un tercero dijo: "Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra". Y le dijeron: "No, recuerda que les dimos inteligencia, y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad".
El último de ellos era un duende que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás. Después de pensarlo durante un rato dijo: "Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren".
Todos le miraron asombrados y preguntaron al unísono: "¿Dónde?".
El duende respondió: "La esconderemos en su corazón, porque los humanos siempre buscan la felicidad fuera, así no la encontrarán".

Oración
Oración

Señor, nos pasamos la vida
pensando que la felicidad está aquí o allá,
comprando tal o cual cosa, haciendo esto o lo otro.
Ayúdanos a entender que la felicidad está en nosotros mismos
cuando hacemos el bien, sembramos la sonrisa y la alegría,
la paz y el trabajo.
Y sobre todo en el amor de cada día.