Català | Español
Padre Nuestro, queremos ser familia
Un amigo que da la vida

SEBASTIÁN LLORENS TELARROJA (Tordera, Barcelona,1909), apóstol seglar, ex-alumno del colegio Santa María de Blanes (Girona) e hijo predilecto de la Virgen del Vilar. Murió el  día 30 de julio de 1936, en Blanes, acompañando al padre Jaime Puig.

Sebastià Llorens nació en una familia campesina. Desde los cinco años fue alumno del Colegio Santa María, de Blanes. A los 12 años hizo la comunión solemne y dejó el colegio para ayudar a sus padres, pero continuó en las clases nocturnas. El P. Jaime Puig le daba Matemáticas y era su gran amigo.

Era un joven responsable, estudioso, trabajador y muy piadoso. Iba todos los domingos a misa y pasaba largos ratos de oración ante el Santísimo. También amaba con tierna devoción a la Virgen María. Se llegaba con frecuencia al santuario de la Virgen del Vilar, patrona de Blanes. Allí vaciaba su corazón y contaba a la Virgen todas sus ilusiones juveniles, sus penas y sus afanes. Procuraba contagiar esta devoción mariana a los jóvenes de Blanes y alrededores, organizando visitas conjuntas al santuario y jornadas de reflexión y plegaria.

Tenía un proyecto de vida exigente, que compartía con su novia. Se conserva una carta dirigida a ella el 20 de julio de 1936 en la que le dice: “El matrimonio se ha de fundar en un amor de duración eterna, no como una cosa pasajera, producida por una causa que no tiene estabilidad, sino que no se escape, que dure también eternamente.”

Una noche a finales de julio de 1936 tomó, junto con el P. Jaime Puig, el sacerdote Masllorens y los colonos de una masía vecina, la peligrosa decisión de ocultar la imagen del Vilar en su propia casa pues el peligro de profanación era inminente. Llenos de emoción, comenzaron el traslado de la imagen de la Virgen desde el lugar poco seguro donde estaba. El sacerdote Masllorens recordó un detalle inaudito: “al pasar por las casas de campo, no se oyó ni un perro que los descubriera con sus ladridos”.

El día 30 de julio, acompañando al P. Jaime Puig, salió de una esquina una descarga cerrada que alcanzó mortalmente a éste. Sebastià lo abrazó fuertemente, y entonces dispararon contra él, quedando malherido, y rematándolo brutalmente después. Su cuerpo tenía el impacto de seis o siete balazos y el cráneo abierto a culatazos.

En el joven Sebastià se cumplió la tradición de la familia Vilar, según la cual la Virgen premia al que salva la santa imagen, llevándolo al cielo. Sebastià, advertido del peligro que corría su propia vida, había dicho con firmeza: “Si muero, lo haré con gusto por salvar la Imagen de la Virgen del Vilar”.

Palabra de Dios
Dar la vida por los amigos

Dijo Jesús a sus discípulos: “Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer” (Jn 15, 13-15).

Oración
Oración para obtener gracias por intercesión de los Mártires Jaime Puig y 19 Compañeros

Dios y Padre nuestro, que has suscitado en la Iglesia a tus Siervos Jaime Puig y 19 Compañeros, Hijos de la Sagrada Familia, apóstoles de la familia y educadores de la juventud, hasta derramar generosamente su sangre; te rogamos humildemente que, por su ejemplo e intercesión, seamos siempre y en todas partes instrumentos de tu paz y nos concedas la gracia que te pedimos... (Silencio). Por  Jesucristo, nuestro Señor. Amén.